sábado, 31 de diciembre de 2011

18ºCap.d Cofradía NeoF.: Los Mandamientos Abrahámicos en Clave Neofranciscana



18º Capítulo del Manual de la Cofradía Neofranciscana
LOS MANDAMIENTOS ABRAHÁMICOS EN CLAVE NEOFRANCISCANA

Nuestro Amantísimo Maestro kristós de Asis no fue un Avatar del tipo intelectual, como un Pitágoras, ni de enseñanzas filosóficas como Sidharta Gautama Buda o Hermes Trimegistos, o un ser de silencios trascendentales como Lao Tze, un escritor como san Juán de la Cruz o la gran Santa mística Teresa de Jesús, no se puede decir que fue un empreendedor desde la mística como la santa avatárica Hildegarda von Bingen, aunque por obra del Espitu Santo de sus adeptos Francisco realizó un gran gran obra que creó riqueza a lo largo de ochocentos años, y en su tiempo, grande impacto e influencia.  


Francisco de Asis estuvo lejos de ser como un Avatar del lujo y la Abundancia como Osho en el siglo XX, no fue un tampoco ativista político religioso mesiánico como el Kristós Jesús de Nazareth, que luchó apoyando la revuelta separatista contra la dominación romana en pro de un Estado teocrático de Israel al que el mundo debería de reconocer como la patria del Rey de los Reyes. 


En el insígne mandala virtual por el cuál podemos imaginar los Grandes Maestros de la Humanidad reunidos, en un grado inferior reflejados en hermosas y brillantes estátuas de mármol de color en una gran sala ritual, y devocional, formando un Círculo con el Santuario de los Maestros de Sabiduría de la Humanidad, quizás a nivel futurista como en el interior de una poderosamente sólida forma de Cristal transparente reproduciendo su formato hexagonal, imaginemoslo...


Un templo reproduciendo las estructuras geométricas de un Cuarzo Hialino en escala casi gigante, en un lugar dónde si pudiera recebir la luz lunar, u las noches oscuras, la visión de la Vía Láctea, cercado de naturaleza, con un centro en espiral convertiendo hacía la llama de un fuego sagrado que no se apaga nunca en un hermoso recipiente metálico, uniendo una parte del espiritu de todos estes seres en Uno solo: el Yo superior de la especie humana. 

Podríamos definirlo como un Sacro Concílium Permanente de entes geniales y amorosos Entes de Sabiduría y una Luz de Amor que son Benefactores de la Vida, tanto humana como no humana.


Estos seres que coexisten en el gran templo de la consciencia cósmica, acompañando en obra y espíritu a los seres encarnados, frente una legión de valientes y heroínas anónimos, más sabios y sabias y seres generosos, con persistentes que luchaban por sobrevivir y a sus famílias en las circunstancias hasta las más hostiles. Seres, y Yo superior de la especie humana, que nos hicieran herederos/as de una civilización tecnológica de masas. 


Si podemos visualizar un lugar así, este Templo de una espiritualidad cósmica, mística y eclética, sumamente respetuosa, en una imagen arquetípica de construcción devocional de conexión con lo divino y la Transcendencia, que ha sido visualizada por numerosas personas en sueños inolvidables como éste, en sueños despiertos o en estados de meditación, por este orden, nos preguntamos: ¿en que lugar del Círculo estaría nuestro Amado Maestro de Maestros Francisco de Asis?


Seguro que estaría representado con su característica actitud de humiltad y profundo sentido devocional de la vida, que al lado podría ter un gran santo avatárico también del Amor como el Maestro Yogananda, y del lado derecho, no podría faltar Iesus Christus. Francisco de Asis estaría en el "Concilium Mandálico" como Gran Avatar del Amor y la Bondad, extendida en su cosmovisión hacía los seres y la Naturaleza como una realidad intrínsecamente sagrada.


Nuestro Amado se hizo amo de Sí Mismo y se lo ofrendó a lo sagrado. Quando obtuvo la iluminación espiritual, no dejó de permanecer en éste centro de gravidad interior en la vivencia continua más radical de viver a tiempo completo con parte de la mente y consciencia conectada con la Divina Presencia y el absoluto divino, en el mundo de la relatividad, la ilusión del engaño y en la fragilidad, hasta el último suspiro de su encarnación.


Nuestro Santo Santísimo entre todos los santos y santas, junto a su compañera -de amor, fe y obra- Santa Clara, tampoco fue un teólogo, pero sabemos que entre sus creencias, por determinación de sus superiores jerárquicos, a las que no les importó tampoco creer para realizar su obra gustosamente, estuvo los Diez Mandamientos de la Ley de la religión fundada por Abraham, la ley mosaica de los judíos.


Los Diez Mandamientos fueron recebidos por el "pueblo elegido" de manos de Jeová mismo en forma de sarça ardente. El Supremo le dió a Moisés dos tablas con éstas reglas supremas, no se sabe exactamente como, si el Supremo estaba tan ardiente. Todo lo sabemos además por único testigo que es este mismo profeta, segundo nos cuenta el Libro. 


Esto sí, hay que reconocerlo que Moisés según el Libro bajó de las montañas portando estas dos pesadas Tablas de la Ley (divina ordenanza obligatoria para todos los miembros de la especie humana) con una nueva época para su pueblo, que antes de su llegada celebraba una bacanal orgíaca épica. Es al menos es lo que nos cuenta el cuento o historia sagrada del Libro Bisblico que, luego, retransmite los mandamientos judíos para muchos más regiones del mundo y muchas más personas por medio del cristianismo, el hijo rebelde del Judaísmo. 


Este decálogo religioso legislativo seguió siendo la Ley suprema de la religión judío-cristiana existente desde hacía mil años cuando vino nuestro Avatar a la Tierra, sigue siendo sagrado para muchos entre praticantes sinceros, practicantes eventuales, teóricos inofensivos o del tipo peligroso, en fanático o hasta combatiente armado que incumple grávemente el Quinto Mandamiento. 

En efecto, algunos parece que con sinceridad afirman que les resulta prácticamente imposible vivir o sobrevivir sin faltar, al menos, con los tres ultimos Mandamientos, como lo es pa otros cumplir con los cuatro últimos, en el caso de uno de ellos, de un modo grave o muy grave incluso. 

Este es el motivo por el que reproducimos el Decálogo Abrahámico aquí: para Exaltar nuestro Fundador de la apasionante mística franciscana y para re-unir-nos a él en lo que Él creía.

Pero todo lo incorporamos desde nuestra modernidad, claro, matizando cada postulado con las perspectivas de nuestra interpretación neofranciscana adoptando éstas viejas leyes sin de estarmos alineados con la vanguardia de la modernidad, aceptando unas leyes de unos pueblos tribales.

Pero siguen siendo estos canones orientadores morales o éticas considerados sagrados para centenares de millones de personas, tras tantos aciertos y errores, algunos graves o muy graves, como cuando persiguieron los disidentes y los libres-pensadores eran asesinándoles.

Hablando de ellas, hay que siempre recordar que nueve entre diez asesinados, en el caso de las fiebres de la Inquisición por toda su cristandad, eran mujeres, seres que morrían bajo tortura hace no muchos siglos, incluso grandes sabios entre ellos, por parte de una institución globalizada que sigue funcionando con normalidad, sin pagar en efecto sus crímenes contra la humanidad.


Las reglas del decálogo fueran leyes pacificadoras civilizadoras, que perfeccionaran el progreso gracias a la mejor convivencia con conceptos basicos muy importantes, a veces, para bárbaros que no tenían ninguna otra perspectiva o práctica que no fuera la violencia, por lo que le reconocemos este mérito. 

Sin embargo, desde entonces, ahora hay muchísima más población que entonces de quienes desconocen ni practican la mitad o menos de los Mandamientos elementales. Es otro motivo más por el que se lo ofrecemos aquí, pero neofranciscamente, matizándole cristalinamente:


1. Amar a Deus sobre Todas Las Cosas.
Muy bien. Excelente. Recordando la divinidad no solo allá en el Cielo si no también en la Tierra. Y aparte el antropomorfizado y patriarcal Dios masculino está la Diosa, o Gran Diosa, para los antiguos, durante muchos más miles de años que los monoteísmos; y los dioses y diosas para los politeístas, los arquetipos divinos. ¿Y como se ama a lo abstrato, si no es por ciencia infusa o intervención de la graçia? Adoptando a Dios, y Diosa, etc, pero el Único, aunque infinitamente Diverso, en lo que uno tiene de más próximo, o sea, en la vida, de uno mismo como en la de los demás, incluyendo los animales no-humanos. Por "Respeto" tendríamos lo equivalente.


2. No Decir Su Santo Nombre en Vano.
Esto es Fundamental en la auténtica vivencia neofranciscana. Con profundidad y sentido de las cosas, este Mandamiento nos prohibiría en siquiera usar la palabra con este número de signos en sílabas. No se hablaría nunca de Él, no su Nombre, o este nombre. por que en un 99,9 de las vezes es de forma vana y sacrílega, lo que es un buen (en verdad, malísimo) Signo de los Tiempos. Incluiría no hablar de Él si no se le pide uno también, que los teístas teomaniáticos, cuando vienen al campo vital de privacidad de uno mismo con sus invasivas disertasiones y su biblia debajo del brazo, sin haber sido invitado a ello, le hace casi lícitamente a uno pensar en romper con el Quinto Mandamento. Igual para los Estados, los dirigentes y la clase política.


3. Guardar los Domingos.
Cuando no había descanso nunca, fue una revolución trabajista. Más de dos mil y quinientos años después es óbvio, muy bién. pero también defendemos los Sabbhats de los judíos, los Sábados, y antes los Viernes, dedicado a la Venus, la Venus-Ascendida, como Día y Noche de recojimiento, más los Lunes, para los Seguidores del Islám o de la Tradición Lunar, que en un espacio democrático ellos también tienen derecho a su espacio entre los demás. Con tres días de labor intensa a la semana la contribución individual puede estar completa, y para el resto ganaría para algo de lo más importante: tiempo para vivir, hacer lo que uno quiera, o no hacer nada, meditar, contemplar la naturaleza.  ¿Que se hace con el tiempo que sobra? Se acaba con el paro, se paga muitísimo bien a los profesionales, los muy trabajadores, y que las máquinas hagan lo que no quieren hacer las personas. Libertad.


4. Honrar Padre y Madre.
Al menos, si es posible, ser fraternal con el resto de la família, sobre todo con la más intima, que reine la paz gracias a una cultura de respecto. Honrar os ancianos en general, las gentes de tercera y Cuarta Edad, reintegrar los que quieran en labores activas, o lo que quieran aportar. Los antepasados también, tan fácilmente olvidados. Gratitud.


5. No Matar.
Nunca a los de la propia especie. Con moderación de alimentación carnívora si es posible, en el caso de los que pueden permitírsela. Ya basta con comernos las plantas, los frutos, microorganismos -como en una ducha-, hasta en el agua que bebemos. Con profundidad y plenitud de sentido de la palabra hay que cumplirlo, o sea, ni de forma indirecta, psicológica, energética, por trabajo esclavo, ni desatención a los idosos. El derecho a la Muerte Digna, con el derecho a un Tránsito dimensional sin la agonía del sufrimiento, con toda la morfina que quiera uno, si la persona decide evitarlos. Fraternidad, con Libertad y Mucho Respecto.


6. No Pecar Contra la Castidad.
O sea, hacer de todo, todo lo posible, para darse cuenta de tanto que no vale tanto, al final. Y volver al absoluto en el espíritu con su incorruptibilidad adamantina. Después. Mientras, no reniegues de la naturaleza si eres sexuado. Si eres asexuado, o un andrógino que trascendió o asunto, felicidades. Con prole, tendrás felicidad, con gastos, obligaciones, un trabajo sin fin incluído, creando hijos para el sistema. Pero si puedes ofrecerles planteamientos y perspectivas más amplias, les dejas -con afecto- dotados de un gran patrimonio. La Gran Obra é crear y educar (bien) a los hijos. Un arte, sin ayuda científica y del Estado, muy dificil.


7. No Furtar.
Lo que significa no engañar, no hacer trampas, inducir a error, y si uno es una persona mejor, hablar lo mínimo posible, que hablar mucho es una forma de robar algo extremadamente valioso del prójimo, que un ser decente y digno trata de no robar del prójimo, que si lo comparten sea de mútuo acuerdo y aporte algo especial a quien más escucha. Con perdón para los que transgriden el Mandamiento por hambre o para sobrvivir en sus derechos humanos elementales. 


8. No Hacer Falso Testemunho (No Mentir). 
Usar de todos los recursos y esfuerzos, incluso dialécticos, o más creativos, para no faltar a la verdad de las cosas, pese a que este ha sido la principal y trágica ventaja para quienes lo hicieran en numerosas ocasiones, a invite de la misma realidad. La Ley queda revogada cuando es para resguardar la propia vida o la de otras personas. En algunos casos extremos, por misericordia, amor, fraternidad o bondad, es obligatorio faltar con este Mandamiento.


9. No Desear la Mujer del Prójimo.
Ni el marido, o compañero, o compañera, de otro u otra, y nadie si no es con su llamada y aprobación. Sin embargo reconocemos que en no pocos casos esto es impracticável para ambos sexos humanos e es perdonable si se realiza con elegancia, respeto y discrición, siendo igual si se trata de hombre, mujer o andrógino.


10. No Codiciar las Cosas Ajenas. 
Sin comparaciones si vive mucho mejor entre los miembros de la especie humana, con la gratísima compañía de la Divina Sabiduría. La humanidad está en el mismo barco existencial y momento evolutivo basto como para que el sufrimiento no le falte a nadie, sea de la clase o color o lo que sea que le caracterize a un Ser humano. Esto debe impulsionar con celeridad la evolución hacía una mentalidad general mucho más empática, cooperativa y solidaria. Además, siempre hay quienes están mejor o peor. Es relativo e inútil, la envídia es el peor pecato (separación relativa o ruptura dramática con el Uno). Como máximo, podemos inspirarnos por individuos que hicieran de sus vidas una aportación benéfica para su especie y con la vida en general. Esto es que precisamente es lo que "humaniza" al hominídio presapiens bestialis. Hace lo contrario: le eleva, clarifica y le proporciona el acceso a la realización de su potencial divino.  A Deo Gracie.

Cristaline Life

martes, 27 de diciembre de 2011

17ºCap.d Cofradía NeoF.: Ofrenda Depurativa De Un Ayuno Semanal Con Fines de Semana de Tres Días/noches




OFRENDA DEPURATIVA SEMANAL DE “NO-CONSUMO”, AYUNO SOLIDARIO HOLÍSTICO DE AL MENOS UN DÍA A LA SEMANA: LOS VIERNES, O LOS LUNES,
Y
UN DÍA Y NOCHE MÁS PARA UN
"FIN DE SEMANA" DE 3 DÍAS
Nuestro amado inspirador el Kristós de Asis, este santo personaje excepcional, san Francisco de Asis, nos transmitió a los que nos inspiramos en él en la práctica del ayuno. Estaba muy versado en ello, incluso con ayunos absolutamente no recomendables desde el punto de vista médico de la buena salud.

El amado santo avatárico era capaz de tudo con tanto de conectar con el absoluto, y de algun modo su química cerebral con ausencia de alimento físico solido por muitos dias y noches, en la práctica de largo tiempo dedicado al arte espiritual contemplativo de largas meditaciones. Al fin de su existencia terrenal nos recomendó lo contrario de estas prácticas penitenciales y mucho más cuidados y amigos para nuestro primer amigo, el curpo físico.

Con lo que nos ha enseñado, por ejemplo en la facilidad al cambio, la docilidad, e tantas enseñanzas y ejemplos maravillosos de su vida, podemos proseguir con sus buenas tradiciones depuradas con moderación tal como hizo al avatárico "hijo de Asis", en la península itálica, con un bagaje de siglos siendo él la luz de la vanguardia de hacía dónde debía de dirigirse la humanidad, conectamos con la sualu a la vez que con la espiritualidad ofreciendo los Viernes de cada semana al ayuno meditativo.

Luego, el individuo transmutado en grande Avatar del genero humano, faro inspirador de una humanidad entera, en su espiritu empreendedor espiritual y humanista compasivo, Francisco se hizo consciente del daño que había provocado a su cuerpo, los sacrifícios físicos extremos que les ha afligido, ha renegado de tantas penitencias como su prolongados ayunos. Ha perdido perdón a su cuerpo en presencia de testigos.

Sea por un sentido natural instintivo, sano, de solidariedad, o por la consciencia cristalina innata de la causa compartida intrínseca con todos los pobres, los marginados y los oprimidos, con todos los desheredados de la Tierra en el mundo humano y todos los seres humanos sufrientes, hacemos este ayuno.

Es un gesto de homenaje en el recuerdo a todos los mártires del humanismo, y los injusticiados a los que se negó el don de disfrutar del regalo de la libertad, la dignidad o la vida, los/as devotos/amantes del espíritu de san Francisco de Asis, un motivo importante por el que seguimos con esta práctica, con la moderación que se merece, sobre todo, en espíritu de meditación, interiorización, y autoclarificación serena, tal como nos lo recomendó nuestro maestrísimo Avatar "asiriano", de Asis.

Acordes con nuestro período de Gran Cambio para un auténtico progreso de la especie humana, o su contrario, como neofranciscanos e neoclerisas, ofrecemos a la Existencia un día y una noche a la semana, de preferencia los Viernes, para que colaboremos en un día de tregua y descanso, de paz, con un día extenso de descanso y tiempo para la interiorización.

Y si no puede ser el Viernes, que sea los Lunes,. Y si puede ser ambos días/noches mucho mejor, más los Sabados y los Domingos. Y si por algun motivo no puede hacerlo es evidente que no hay ningún problema. Si quiere por hacerlo otro día o ninguno, claro.

Pero al menos un día y noche a la semana, en una (curta, o curtísima) semana de siete días y noches, que en una civilización cristalina, más pausada, tería semanas de al menos nueve días, con cinco de trabajo, o de actividad social retributiva, y cuatro de descanso y ocio tranquilo, está muy bien dedicar ul último día de la semana al descanso y un perío do de 24 horas al ayuno. Como acto devocional, cívico y espiritual.

Los devotos meofranciscanos lo practicamos hasta por puro interés personal, por una práctica de higiene mental, moral y corporal, por lo menos un día a la semana y si pueden ser dos, mejor, para regenerarse y lograr más salud, dedícate a ti mismo y la Existencia, un día o dos de total de abstinencia y ayuno (con un poco de fruta si no está muy bien la salud mínima). 

Lo que resulta en un mensaje importante para el imperio omnipresente de las empresas y las megaempresas, de que se invente otras bases en vez de solo en la esclavitud y el consumismo moderado. es un gesto espiritual, a la vez, transperrsonal.

El conjunto del cuerpo descansa, a partir del descanso, el no uso casi, del aparati digestivo y otros coligados. Si uno bebe, como debe, al menos un litro de agua cristalina de buena calidad, o si lo necesita, de un sumo, está además de con la Tierra conectando con el Elemento Agua y aprovechándolo para ofrecer al bueno del cuerpo físico, tan dsegastado el pobre, un día y noche de descanso alimentándose sólo de líquidos. Los cuerpos sutiles luego se activan, estás más intuitivo, reflexivo, centrado.

Tu tiempo de actividad tiene mucha más capacidad en calidad despues que si cpn estos ayunos te renovas, en estos descansos físicos y mentales en el últino día y noche de la semana, dedicada a la importantísima diosa Venus-Afrodita, digno de un parón de actividades profanas y de tiempo para la interiorización, meditación contemplativa, lectura, poco movimiento y actividad, el descanso que uno quiera.

Luego, tras el ayuno, uno está incluso mucho más energético que antes, el cuerpo agradece al descanso. Incluso si lo hace por dos o tres días y noches, dispoundo de buena salud. en falta de buena salud, el ayuno es casi siempre desaconsejable.

Además de un día solidario con todos los hambrientos, extinguidos o actuales, aprovecha este día sagrado de ayuno para echar un poco más de karma positivo a la economía con una energía cósmica individual, aunque silenciosa, de sensatez y justicia social planetaria, uniendo al ayuno un Día de “No-Consumo”, “No-Pago”, “No-Gasto”, “No-Me-Desgasto” "Ni Gasto". Del pensamiento “Ahorro mis recursos vitales así como los recursos del planeta", "Me solidarizo con todas las personas obligadas al hambre involuntario, en nosotros mismos, un día y noche a la semana”, y "Me Permito y Determino Este Descanso".

“Si hace falta, seré y haré una huelga constante y permanente, moral y mercantil, no-liberal, ni con ayuno alguno mientras hay que luchar fuerte, en contra de la infame explotación de los poderes terrenales, astrales e infernales a la vez, que oprimen nuestra vida y la dignidad humana"

"Y si me toca la enorme responsabilidad de cuidar y educar niños, que sepa transmitirlo como un legado y un tesoro de solidariedad que hará un poco más feliz a todos a corto y a largo plazo”.

Reconocemos que Frater Franciscus se arrepentió al final de su vida terrenal el haberse impuesto demasiadas cargas y penitencias físicas al cuerpo físico a lo largo de su vida. Él fue un radical de éstas prácticas, deseoso de la pureza, santo patrono de los anoréxicos por cuestiones filosóficas, morales o de consciencia.

Pero ahora, con su santo consentimiento, explícito y presentido, sus herederos somos ahora mucho más laxos y liberales. Eso sí, con igual intensidad de fe e idealismo. Hemos adoptado la paciencia y un plus de inteligencia para seguir con las mismas devociones de antes, pero ahora con nuevos ideales factibles y más equilibrio y tranquilidad. Que lo sepan tanto los más débiles como los enemigos: vamos a seguir cambiando el mundo para mejor.

Si puede ser, suma al Día (o dos o tres) de Ayuno Solidario y No-Consumo algo de buenas obras, directas o indirectas, de paz y meditación, y ofrécelas en intención de la purificación del Karma negativo personal y colectivo. A la vez que pensando en la causa de una mejoría social importante que ocurriría si con cuatro en vez de cinco días a la semana -o noches- uno trabajara, o estivera en actividad laboral, cívica o social, por que entonces habrían más empleos doisponibles para otras personas.

Es obvio que esta es una decisión individual, que no se intenta imponer ni sobrevalorar ni nada por el estilo sino que es una sugerencia, de inspiración avatárica desde nuestro Amado Padre Espiritual y Patrono.

No podemos evitar el conocimiento de que si la especie bien madura en suficiente progreso efectivo, auténtico y humanista, evolucionamos de una sociedad de masas basada en el trabajo esclavo sin este nombre casi siempre mal palgado hacía una sociedad de individuos liberados del trabajo involuntario cuando. en una civilización cristalina dónde toda actividad bruta o dura y muchas más podrán perfectamente ser ejecutadas por máquinas, más inumerables artilugios para mejorar la calidad de vida y el ben estar del Ser individual en un colectivo igual.

Es la posibilidad de que se cristalice en nueva sociedad mundial supertecnológica democrática, dónde las máquinas y otros inventos del ingenuo del actual nivel evolutivo de la especie nos permite avanzar hacía una sociedad pos-trabajo (involuntario, impuesto por las circunstáncias, o pagado de un modo insuficiente), por que llos ingenios humanos son capaces de ocuparse de casi todo lo que la hace como actividad laboral la mayoría de las personas empleadas.

Desde el punto de vista de la espiritualidad, los días y noches laborables son un tiempo tan vital tomando el conjunto de una vida humana durante tanto tiempo, que merece, -siempre que voluntariamente, alternativamente, claro para quienes lo quieren- ser muy bien equilibrado con el tiempo disponíble del indivíduo sólo para sí mismo, o si es el caso, para su família, y para si mismo.

Con al menos tres días entre siete, siendo el primero de ellos con la lembrança simbólica, ritual-devocional, con una ofrenda de un ayuno de veinte y cuatro horas, excluídos líquidos, con moderación, solidário con el resto de la humanidad que no tiene trabajo además, que inclya un día general de no consumo, entre más días si puede ser el fin de semana casi que entero es mucho mejor, retirándose del rebanho como agente-consumidor de las macroempresas, durante 24 horas, y si son 72 pues mucho mejor, y si es sin televión por medio entonces ya es una hecho revolucionario neofranciscano plano.

Resulta así también es también un acto socio-político pacifisca de gran envergadura desde un sentido activador del potencial divino de cada ser humano, pero también de protesta, dirigida a las reglas impiedosas y antihumanistas del sistema financiero del "Imperio" que domina y anima casi todo el mundo humano, impondo muy poco descanso y un ritmo de trabajo poco recompensado escravocrata absurdo y embrutecedor, ilegítimo, proponiendo lo contrario.

Todo desde la libertad individual y colectiva, es evidente, que quién quiera disfrutar de una actividad, sea laboral o no, durante todos los días de la semana, o de cuantos quiere, es libre para hacerlo. esto sí, sin causar moléstias a personas con otros planes.

Francisco de Asis nos lo inspira la perspectiva de una otra civilización humana mucho más acorde con los ideales de una sociedad realmente mucho más avanzada, humanista, bella y espiritual, a la vez que tecnológicamente muy avanzada. Su recuerd o evocamos con un día y noche diarios de ayuno a la semana. Evocando la extensión del teimpo libre disponeble para cada inidivuo, y si este quiere, con ss família.


lunes, 19 de diciembre de 2011

16ºCap.d la C.NeoF.: Laicismo Pacifista Insurgente en Defensa de los Derechos Animales...



16º Capítulo del Manual de la Cofradía, o (Des) Orden Neofranciscana/Neoclarisa

LAICISMO PACIFISTA INSURGENTE 
RADICAL EN LA DEFENSA DE LOS
DERECHOS HUMANOS Y ANIMALES
ES LA PRIMERA VIRTUD DE LA AUTÉNTICA ESPIRITUALIDAD O RELIGIÓN

El misticismo laico de los nuevos “espirituales” (en contrapartida a los “materiales” y los “psíquicos” entre los seres humanos, los tres antro-prototipos básicos, aparte las notabilísimas contraposiciones de “éticos” o los “no-éticos”, de inteligentes o no, y entre éstos, de los benignos o amorfos y los puramente malvados, maléficos), incluye fuertemente el laicismo entre sus principios fundamentales dada nuestra consciencia histórica acerca de la travesía de la especie humana hasta el presente. 

Esto por las evidencias de nuesto conocimiento de la Historia y de las tragedias perpetradas contra el ser humano por el sectarismo malvado de muchas religiones, que intentaron monopolizar el poder del Estado para volcarlo en contra de súbditos o ciudadanos que lo componen, el laicismo convicto - consciente - es una condición importante para estar plenamente armonizados con el espíritu de nuestra Cofradía.

Tras siglos de oscurantismo religioso totalitario, Occidente valora in extremis la grandeza de las libertades individuales y colectivas de entre muchos otros frutos del laicismo, constructor de una ciudadanía dotada de amplias perspectivas.


La separación entre Iglesia y Estado, entre el poder militar y el religioso y la sociedad civil, es una condición indispensable para la verdadera civilización y su seguridad, y dos de sus más preciados frutos: el bien estar y la libertad.

Los seres con una vida interior con misticismo y espiritualidad, así como los libres pensadores en general y las personas normales, queremos ser respectados como somos sin ver nuestras libertades amenazadas por ningún tipo de ideología, religiosa o laica, que nos quiera imponer sus normas.


Lo más cierto es que la verdadera espiritualidad, así como lo que uno elige, consume o hace de su vida, son asuntos estrictamente privados, que pertenecen a la intimidad y la vida íntima de cada individuo. Este espacio privado o dimensión más íntima y personal de cada uno debe de ser íntegra y rigurosamente respectada, tanto por uno mismo como por la sociedad, los poderes fácticos y el Estado. La religiosidad es una experiencia de naturaleza íntima, individual y discreta.

Este punto de nuestra doctrina, así como en el riguroso respecto a la vida, son los únicos asuntos en los que los neofranciscanos y las neoclarisas podemos ser irreductibles, impasibles como seres adamantinos en defensa del laicismo, así como de la vida, y sus derechos para sobrevivír.

También por coherencia, para demostrar la perfecta afinidad entre espiritualidad y laicismo, así como de vivir de una forma incluso muy mística y religiosa, pero respetando a los demás y a las creencias de cada cual, sabiendo hacerse respetar también, incluso las religiones masivas de masas que funcionan como máquinas beligerantes de poder con gran influencia en la geopolítica mundial.


No contemporizamos ni negociamos con la defensa de la libertad, del respecto a la vida o a los derechos humanos y animales fundamentales, la defensa de la individualidad y su derecho intrínseco a ser tratada con respecto y dignidad, la muerte digna -sin agonía, ni sufrimiento-, por en cima de cualquier idea o ideología, por humanismo espiritualista, está en el centro de nuestras convicciones, centradas en la promoción y la defensa de la vida y de la consciencia cristalina y acerca de la naturaleza de dignidad inmanente sagrada de la vida.

Aquí es por dónde penetramos en una segunda proposición de una vía ética resulta sumamente relevante que destacar: la defensa de que en una nueva civilización humana global, mucho más espiritualizada y cultivada en una cultura general rica, que empieeza ahora mismo, se respeten a los animales en condición de nuestros casi iguales.

Que sea completamente extirpado del karma colectivo de la especie humana el infringir tanto daño y sufrimiento, incluso el extermínio, de otros miembros de la propia especie así como de todas las demás especies del planeta, explotadas en regimen de depredación masiva, inadmisível para una civilización de orden superior, intolerable para una humanidad más sabia, y merecedora de un porvenir, de un gran y maravilloso porvenir, para que sea digna de ello. 

Somos Un sólo ser en la gran Unidad del Altísimo, aquí en la Presencia Divina en nós, habiendo compreendido que no sólo entrre los miembros de la misma especie si no como con todas las demás, como los animales mamíferos, con sistema nervioso y suficiente inteligencia y sensibilidad como para sufrir, como seres hermanos nuestros, tan dignos de ser tratados con respeto como nosotros mismos, no deben ser sometidos a ninguna forma de sufrimiento, incluyendo los que sirven de alimento para los muy carnívoros.

Abominamos todo sufrimiento impuesto a los animales por iniciativa humana. La condenamos de un modo intransigente, lo admitimos, como algo que debe ser absolutamente erradicado, a bien de la evolución humana hacía una condición realmente plena y feliz, libre, armonizada con las demás especies como nuestras hermanas.

En esto consiste, para nosotros, el primer paso hacía la verdadera espiritualidad, religión o religiosidad personal, de verdad libre y liberadora, con meditación, una mística y espiritualidad intensas en una verdadera teología de la emancipación del ser humano y de la libertad responsable. Lo que no surgiría jamás ni serviría si ocurriera sin una mentalidad ética general de profundo respeto por la vida y la dignidad del "otro".  

Es inevitable que esto ocurra si la humanidad sigue evoluindo beneplácita y benignamente. Está en la futura configuración de una potente Teología de la Liberación Holística, con recursos terapéuticos eficazmente sanadores, es indispensable para una cosmovisión amplia, en la consciencia cristalina omniabarcante que buscamos como seres "espirituales", que en su momento deben de ayudar a toda la especie. 

En definitivo, como libertários, en un regimen de individualismo solidario, los inspirados por san Francisco de Asíz y Santa Clara, creemos en una mentalidad abierta y no sectaria, pacífica y cooperativa, intensamente respetuosa y amiga de la vida y del progreso holístico de la evolución humana.


domingo, 11 de diciembre de 2011

15ºCap. d la Cofradía NeoF.: Cofrade Ativo No-Contemplativo...


15º CAPÍTULO. COFRADE ATIVO NO-CONTEMPLATIVO: NO DESCANSES MIENTRAS NO LLEGUES A TUS CAMPOS ELÍSEOS



LA META QUE IMPULSA ALGUNOS SERES HUMANOS ES PARA SER COMPLACIDA, REFLEJA LA VOLUNTAD DIVINA TRAS LA LIBERACIÓN DE LOS CONDICIONAMIENTOS, PARA BENEFICIAR TODA LA ESPECIE.


Nuestro amantísimo san Francisco de Asís es el más claro ejemplo de la fusión de la voluntad de uno con la voluntad cósmica, la consciencia de unidad con la Plentitud y el absoluto en uno mismo.



Tras desvestirse del ego social y mundano , que se le desapareció, de quitarse los prejuicios ajenos que se ha dado cuenta de lo tanto que lo estuvieran poseyendo , desviándola o impidiendo la realización de la verdadera voluntad de su ser desde su máxima esencia, una con la totalidad.

Tras quitarse de encima los deseos paternos totalmente discordantes de los anhelos vitales más importantes de su ser, así como de la mentalidad general de su época.


El maestro , liberarse del encanto por una vida mundana sin mayores preocupaciones, sin las creencias del discurso religioso dominante, en verdad fachada de un entorno muy mezquino y materialista, es cuando san Francisco de Asís encontró su razón de ser y existir, la plena autorealización durante todo que le quedó de encarnación en un cuerpo humano en el “mundo visible”.


Después de experimentar con total claridad lo tanto que quería liberarse de tantos condicionamientos malsanos y limitadores, y de conocer cuál era su verdadera voluntad, fue cuando nuestro amantísimo Salto Patrono se encontró con la consciencia cristalina del absoluto. Y perduró así, en la dicha radical de la máxima felicidad realizada -hecha real- posible, hasta la última noche de su encarnación terrenal como un ser espiritual divino manifestado la condición humana.


Pero no lo pudo alcanzar mientras no se deshizo de todo que limitaba su verdadero potencia de autorealización, con una luz interior que tras alumbrar lo que cargaba sin consciencia, limitando el potencial pleno de lo divino en su condición humana.

Fue deshaciéndose de los pesados fardos heredados, como los demás miembros de la especie humana, se volvió un espíritu divino despierto de paso por la vestimenta de la condición humana alumbrado y asombrado con las posibilidades de una consciencia voluntariamente con una condición poshumana inmortal.

Tanto como para no existir otra persona ni en su tiempo de paso por la Historia terrestre antes o después que haya encontrado tanta realización conviviendo con el absoluto, tal como se puede reflejar en la comprensión de un cristal líquido de carbono, más una cincuentena de elementos, en la condición humana.


La fusión de nuestro Avatar con la unidad cósmica divina, en las dimensiones superiores como en la vida, en la que portaba como en la de todos los demás seres vivos, así como con la luz interior de su espíritu inmortal, uno con el Gran Espíritu, en la Gracia del Espíritu Santo.


Una de las grandes Vías de Autorealización del Potencial Humano, como nos enseño el Gran Maestro Máximus Franciscus de Asís, está en ser transparente consigo mismo como un cristal puro natural igual de cristalino en la consciencia como parte de la consciencia de la divinidad. Es una condición imprescindible para conectar con las superiores dimensiones cristalinas celestiales en una encarnación humana intensa, muy acelerada.


La experiencia intensa del autoconocimiento y el conocimiento divino instantáneo del mundo en las perspectivas amplificadas del puro espíritu inmortal, cuando se desvistió y se liberó del ego inferior, fue cuando Francisco de Asís transcendió las limitaciones temporales y todas demás sin la Presencia Divina del absoluto.


Libre de los condicionamientos externos, reencontrado con la absolutitud de su destino, en inmensa medida el Maestro de Maestros pudo fusionarse con la innombrable divinidad omnipresente, que brilla en el ser vivo, que flota y fluye con la consciencia plena de la inmensidad, trascendente a la vez que inmanente con lo sagrado consciente en el fenómeno de la vida.


Es imprescindible pasar por ésta prueba iniciática para acceder al Templo interior, en un instante mágico y cósmico maravilloso, la cosmovisión y luego la cristalización de una gran obra para el beneficio de la especie humana, así como para la satisfacción holística, completa, que alumbra la propia vida.


El individuo cambia radicalmente cuando ocurre ésta experiencia mística de unidad, tanto con una mismo como de uno con la Gran Unidad, que a la vez se replica por el Infinito tanto cuanto uno mismo.


Al darse el evento místico y espiritual, la propia percepción se expande y se va rompiendo todas las fronteras y barreras que lo separaba de la felicidad en la Plenitud.


Es cuando uno es nada y Todo a la vez, en su naturaleza esencial, sabe que está unido y conectado en su esencia con la consciencia cristalina de lo Supremo y la Iliminitd, cuando mejor cristaliza una contemplación, una vida meditativa o una gran obra, según la vocación de cada uno.


La consciencia cristalina de la luz espiritual en una dimensión superior de la propia naturaleza, hace hace uno experimentar la vida con una intensidad muy próxima de la Plenitud, como nadie puede antes haber soñado o esperado jamás, hasta haberla conocido.


La propia voluntad entonces ya no es tan propia cuanto una impronta cósmica que religa uno consigo mismo y la misma Trascendencia, con un deber transpersonal.


Lo que uno quiere desde lo más hondo del Sí Mismo, de su verdadera naturaleza, lo que incluye la Mônada espiritual, en ña esencia del Ser religa el individuo con la dimensión espiritual del absoluto en su plena Iliminitud, lo que genera una gran y estable paz interior y felicidad holística, estable, desafiante del “tiempo”.


En este caso, la voluntad divina está manifestada en la propia voluntad. Es un decreto irrevocable, impenetrable e inalterable de la Naturaleza. Uno experimenta intensamente que ha de realizarla, volverla real, cristalizada en un cristal de espaciotiempo del mundo de la manifestación.


No te pares hasta que encuentres en las fluctuaciones de la Gran Explosión cósmica este lugar sagrado del auténtico estado de gracia que la vida busca en ti. El bien estar, la felicidad -en una Celestitud de Paz y Goce sin carencias-, son calidades inmanentes de la esencia del Ser.


Cuando despierta la consciencia de la realización de un potencial divino inscrito en la propia voluntad, tal como ocurrió con nuestro amado Avatar, que sólo empezó a saciarse cuando se encontró con la consciencia del absoluto, y que se quedó con ella, en este estado de Gracia, a la vez que realizaba una obra terrenal humana divina, ésta fuerza de la Naturaleza holística.


Este es el mensaje del Maestro san Francisco: enfoca la atención y tus fuerzas en que en la medida de lo posible y algo más tú, bien estar sea soberanamente independiente de las circunstancias.


El individuo debe de ser el único amo de su propio cosmos y de su mundo interior, en armonía con los demás cosmos individuales y los macrocosmos de los Dioses, emancipado de las ocurrencias distintas de esta sólida realidad que debe de ser su sólido estado de paz y centramiento interior, con un grado de dicha de elevada imperturbabilidad, posee un elevado grado de poder de cristalización.


Una vez descubierta la llave de activación de la Fuente de la Plenitud, en uno mismo, en la quietud de la no-acción, no se deja luego de participar tampoco, de experimentar y actuar en el mundo, sólo que con otra perspectiva muy distinta, mucho más armónica, panorámica y eficaz.

Sosténte en la roca santa estable del Observador y el Testigo, el centro interior, espiritual, como tu centro de gravedad, y diluye parte del aprensivo ego cerrado que se te impuso el inconsciente ente social. No pasivo ni alienado sino Presente, activo y comunicante, sé soberano de ti mismo y estate en paz y dignidad.

Eres Ser, eres luz: un Ente absolutamente digno de la Dicha. Esfuma las mentiras y los autoengaños del ego propio como el de los ancestros, porque son enemigos de la autorealización y el mayor potencial de la creatividad.

Sé libre en la transparencia del Ser totalmente en el Uno, compartiendo con creatividad lo mejor de ti mismo con los demás. Si lo ves bien, todos los seres son tuyos, tú eres de ellos, y todos somos Uno. Somos co-creadores responsables unos de otros, pero no lo podemos cumplir bien este destino si no es desde una individualidad, a la vez única y diversa, plenamente desarrollada.


Muchos cumplen con tu función en la existencia de su Historia humana en la no-acción, o con poca, la mínima indispensable, como opción preferente, mas otros, con la de la actividad por la realización de una obra, desde la más cristalina esencia del propio Ser. Cada uno siga su camino amo de la propia naturaleza. La diversidad nos complementa y enriquece, con inteligencia, para abrirse con alegría hacía las perspectivas de un amplio y vasto porvenir.


miércoles, 7 de diciembre de 2011

14ºCap.d la Cofradía NeoF.: Ser Feliz Yá. No lo Postergues.


SER FELIZ YÁ. NO LO POSTERGUES MÁS.

¿Tienes visión ocular? ¿Puedes moverte, caminar, tocar, mover cosas? ¿Sufres algún dolor constante, crônico? ¿Hablas y escuchas? ¿Respiras bien? ¿Dispones de tus manos y pies? ¿Ingeres bien los líquidos y alimentos, o necesitas de un aparato médico para ello? ¿Digieres los alimentos y eliminas lo innecesario sin problemas? ¿Temes caerte en la calle por un desmayo, tonturas u otra causa? ¿Duermes razonablemente bien? Tienes acceso a la luz solar y la claridad? ¿No te falta agua potable? ¿Puedes bañarte, y luego, vestirte con lo necesario? Dejame que te invite a preguntarte alguns datos más...


¿Tienes de un modo regular recursos básicos para tu salud y dignidad en alimento, moradía, medicina y otros aspectos elementales para tu supervivencia, así como de personas dependentes de tí si las tienes? ¿Recibes palizas o tu integridad física es respetada? ¿Vives bajo violencia psicológica grave frecuente, verbal, moral, física o de algún otro tipo? ¿Tienes un grado razonable de libertad para elegir que quieres, en pequeños detalles y en las grandes decisiones, o sobre qué haces de tu vida? ¿Tienes o haces cosas que te agradan? ¿Tienes un mínimo de relaciones humanas afectivas que te aportan satisfacciones? ¿Intereses profesionales, intelectuales o espirituales que cultivas y obtienes logros? ¿Alguna alegría de vez en cuando?


Si sufres algunos de estos factores y te faltan otros, tienes una gran oportunidad porqué estás vivo, pero la probación que penas es un plus de esfuerzo que necesitas para sanar o aprender a convivir con éstas dificultades, utilizándolas como medios no para tu degradación si no para conectar con la felicidad intrínseca del Ser, en la autorrealización de consciencia cristalina espiritual en la Trascendencia y la Plenitud.


Sin embargo, si no sufres las molestias apuntadas y dispones de los elementos básicos de satisfacción, la única causa por la que no eres un ser feliz es la ignorancia, y más exactamente, los condicionamentos sociales, familiares y otros. Son influencias que te hacen creer lo que en el fondo no crees, en hacer lo que realmente no quieres hacer -o en no hacer lo que te gustaría hacer realmente-, y en desear, anhelar, echar en falta y buscar lo que a tu verdadero ser no le importa un pepino.
  
Desde una perspectiva espiritual, y más si puedes responderte favoráblemente a las preguntas iniciales, no tienes muco más adónde ir o qué buscar. ¡Yá lo tienes! ¡Ya llegaste a dónde debías llegar! Tienes todo para ser feliz y, sin embargo, es muy probable que no lo seas, o no tanto como te gustaría ser, si eres muy afortunado. Incluso hay quienes con todo esto y mucho más aun, es profundamente infeliz.


Para y en el Gran Espíritu, existes en buenas condiciones por un "tiempo" (si algo tan formidable te ha tocado), simplemente, para disfrutar de estos dones en la Existencia que te permite ser, para contemplar lo maravilloso de la infinitud en lo aparentemente finito, para disfrutar del aire, el agua, la materia "física", la naturaleza, lo sublime.


Para que realices lo que el Ser divino te ha donado la vocación de cristalizar -o descristalizar- en ésta oportunidad existencial de modo a lograr una plenitud de autorealización. Un estado desde el cuál poderás prepararte para conocer unos grados de plenitud y felicidad inimaginables en otras dimensiones de este mundo, del Universo o el Multiverso, justo después de tu paso por la condición humana en un "cuerpo físico".  


¿Pero por qué esto puede resultar entonces mayormente tan difícil, para quizás una inmensa mayoría de miembros de la especie humana, imposible? Por que en el actual nivel evolutivo de la especie, lo que ocurre con el paso del tiempo suele ser una corruptibilidad y degradación cada vez más amarga -física, moral, anímica-, llena de sufrimiento, desesperación y desolación. ¿Pero porqué?


Por ignorancia, inconsciencia, pero no inata, sino inducida. Es una de las causas primordiales, entre otras que ya describimos hasta ahora y seguiremos desvelando en el libro a bien de la liberación de nuestros confrades, neofranciscanos/as, y lectores.


Casi todos creen que son lo que son porque lo han querido así, o no tuviéran otra opción y se rendieron a quedar como creen que son, por más que esto les resulte frustrante. Creen que piensan lo que piensan porque así lo quieren, lo han decidido así, "es mi forma de pensar" -dicen-, que quieren lo que quieren porque es su propio ser el que lo ha determinado. Y lo más importante, que deciden por sí mismos, lo que quieren, cómo quieren y quando quieren, líbremente, desde su propia voluntad.


Nada más falso. En general, no quieres lo que piensas que quieres, no piensas como haces porque así es como quieres pensar o tu forma natural de hacerlo, ni eres lo que crees que eres. La personalidad con la que te identificas ha sido engendrada por fuerzas externas al individuo pero el gran truco es hacerla creer que esto es auténticamente de uno mismo, o desarrollado por uno mismo.


Desde el surgimiento de las sociedades de masas, lo más importante es que el neo-esclavo/a se crea amo de si mismo y de su vida, aunque el mecanismo viene de muy lejos, como mínimo desde la formación de las primeras sociedades agrárias. Es importante para algo ajeno a la felicidade individual que uno se crea auténtico en su ser interior y exterior sin haberse primero liberado de la crosta de personalidad creada de un modo inducido, como una jaula limitadora e inductora al sufrimiento que no corresponde de modo alguno a lo que uno realmente es, en la esencia, en su verdadera naturaleza.


Pero como el agua refleja al instante en su aspecto de espejo, y el cuerpo humano está conformado por una media de 70% de agua, lo mismo ocurre con el mundo psico-emocional. Este por naturaleza es sumamente influenciable y por la misma naturaleza está predispuesto para reflejar lo exterior mucho más que el interior esencial del propio ser. O sea, la estructura psicoemocional está como que hecha a medida para asumir como propio, o de la propia iniciativa, lo que en realidad es de origen completamente ajeno.


Uno nace con una psiquê, un alma, con una naturaleza psicoemocional y espiritual propia, única y auténtica, pero ya antes de nacimiento con esta esencia se empieza a moldear con otros patrones una pseudo-naturaleza psicoemocional propia, un "yo" distorsionado, falso, que no corresponde a la esencia de Uno mismo.


En el ventre materno e aunque sin llevar en consideración los genes, la alimentación, pero tanto cuanto ésta la repercusión de experiencias vividas por la madre, por medio de sonidos cardíacos y otros, por varios factores, esto va moldeando una percepción de mundo que se cristalizará años después. Pero enseguida al nacimiento empiezan las influencias inductoras de un sentido de identidad personal y personalidad que muchas veces es contradictoria con el verdadero yo de uno mismo, una ruptura o escisión básica que no puede llevar sino al sufrimiento y la infelicidad, inevitablemente, cuando no directamente a las enfermedades.


La configuración de un falso yo, o de un "yo" parcial, incompleto, contradictorio con la esencia de uno mismo, en el niño/a empieza en casa con lo que escucha -o no- y observa en su nucleo familiar, o ambiente dónde se ha de estar, que incorpora como algo propio influenciando luego su modo de ser, sentir, pensar y actuar. Luego está toda la influencia que recibe del entorno, mucho de la escuela (si puede acceder a una) y de las relaciones con otros de su propia edad bajo éstas mismas influencias. Y de lo más poderoso, lo que la ideología cohesionadora de la sociedad dónde vive marca a fuego como una impronta externa en el ser interior individual.


La civilización tecnológica con recantos de prosperidad pero aún muy bárbara en términos generales, en una época agónica cuyo desaparecimiento dará lugar a una nueva Era y Edad realmente avanzada, o sea, preocupada y ocupada con la autorrealización del potencial humano y su felicidad consecuente, gobernada por fuerzas diabólicas y con una naturaleza cruel, no quiere en absoluto que las personas sean felices, auque su publicidad central es que este es su objetivo.


Pero para la sociedad capitalista-consumista-insostenible, seres humanos sanos y felices son lo último que necesita, si no todo lo contrario, si fueran muchos, ellos la inviabilizarían. La práctica del bajo nivel evolutivo de ésta sociedad no se basa en la racionalidad de la cooperación, la solidariedad o la unión fraterna por el bien de todos. Su dinámica exige justo lo contrario: la competición salvaje y descarnada, el todos contra todos de hecho, la desconfianza entre las personas, la soledad, el egoísmo y la frustración.


Personas infelices y desequilibradas son consumidores compulsivos, son capaces de todo para ascender o lograr sus objetivos al precio de que otros pierdan y sufran, no tienen un pensamiento propio, sereno y crítico, que actúe por cuenta propia en vez de lo que el sistema necesita, o que le cuestione y estorbe proponiendo otras alternativas.


Sobre todo, es muy importante que nadie tenga la felicidad si no que la espere para más adelante, que la postergue y la vincule a conseguir lo que ésta sociedad le apunta como el camino para ser feliz, en lo más crudo, acumulando bienes y productos, disponiendo de servivios (y de siervos, por lo tanto), ocupando situaciones de poder en las cuáles pueda descargar las propias frustraciones sometiendo otras personas à infelicidad.


Seguir este juego es la formula perfecta para acabar amargado, infeliz, y probáblemente, muy desgraciado. Es someterse a un robo existencial diabólico también, por que sólo cuando pierda todo echará en falta todo lo bien que tuvo, sólo sabrá que ha sido feliz cuando ya ha dejado de serlo, sólo entenderá todas las oportunidades que tuvo y ha desaprovechado cuando no las tenga más disponibles.


En otros términos, si descubre la felicidad que se tuvo al tener salud sólo después de haberla perdido, lo cuanto quiso y ha amado álguien cuando este ser o seres ya no está más con uno mismo, así como un lugar o situación. ¡Que lástima, que trágico! Es el mismísimo infierno.


No hay otro modo de librarse de esta trampa de los infiernos terrenales que reencontrando la conexión con el verdadero Ser de uno mismo, que necesita de muy poco -pero muy importante- para tenerlo todo que necesita para ser feliz.


Esto es un Camino Espiritual real. No importa si tiene símbolos, organización, nada de esto importa. Importa la auto-observación, el Testigo interior al contemplar el entorno, equidistante, clarificador, discerniendo lo que uno realmente se es, se tiene para disfrutar y para evitar, lo que realmente le satisface y quiere, en conformidad con la propia naturaleza.


El primer gesto magno, inaugural y majestuoso del camino espiritual de nuestro santo Avatar Francisco de Asiz fue el desnudarse en un tribunal. Lo equivalente al "milagre de hacer del agua vino", realizado por el Kristós Jesús de Nazareth, que inició su vida pública mesiánica, en el caso del Maestro de Asiz, fue un desnudo en público.  Lo analizaremos con amor en la parte final de este libro dedicado a las enseñanzas maestras del Avatar de Asiz a partir de sus rasgos biográficos más destacados.


En este caso específico, al ser cuestionado por llevar ropajes finos mientras había defendido la solidariedad radical habiendo provisto de ropas excelentes un mendigo, Francisco no dudó en quitarse la ropa para renunciar en público a su vida anterior entregandose al absoluto divino en el servicio al prójimo.


En la presente enseñanza, nuestro Amado Avatar nos ha legado mucha más profundidad que el desvertirse de ropajes. Nos enseña que para encontrarse con la esencia de uno mismo, con el verdadero Ser de cada uno, hay que desvertirse completamente de todo adoctrinamiento social, espaciotemporal, todo sentido de identidad que se le vino de fuera sin ser cuestionada y voluntariamente aceptada, de todo que uno tiene, piensa y hace -o no- que no corresponde a las necesidades y la verdadera naturaleza de la persona.


Aquí empieza la verdadera vida. De la liberación, surge sóla la felicidad. Es como un hermoso ser alado que viene de dónde no se espera y se instala en uno, transformándose en una piedra sagrada inmaterial, ligera, sin peso, pero de inamovible paz y felicidad, en el goce de la Gran Unidad con lo divino.
      

jueves, 1 de diciembre de 2011

13º.d Cofradía Neo.F.: Desdóblate Por El Tiempo como Una Obra de Arte



13º CAPÍTULO DEL MANUAL DE LA COFRADÍA NEOFRANCISCANA

DESDÓBLATE POR EL TIEMPO COMO UNA OBRA DE ARTE

Hasta el presente Capítulo del Parlamentum que es el Manual de la Cofradía Neofranciscana/neoclarisa nos introducimos en las enseñanzas espirituales de la Cofradía. A partir del presente queda en Acta que haremos los Capítulos como Actas con enseñanzas más prácticas con invitaciones a experimentar una disciplina mental, diferente, positiva, transmutadora, en definitivo, liberadora, capaz de cristalizar nuevas realidades personales.

Al referirnos a una obra de arte existencial, hablamos de un tipo o grado de nivel de consciencia cristalina, dónde hay una concentración de calidad de amplitud de consciencia cristalina exponencial, en la cuál todo lo que haces tienes una dimensión consciente de unión con lo sagrado, y lo haces tiene aldo de esta Divina Presencia de un modo especial, sanador, armonizador, enriquecedor.

Es lo que eres en la dimensión esencial del Ser, conectado con el Ser cósmico "Supremo", imanente y trascendente a la vez, como con todos demás seres vivos como expresiones en esencia sagradas del Infinito que por ellas se desdobla y se hace réplicas con ilimitados matices, nos lo enseña la Tradición Perenne.

El conocimiento que nos hace libres está en la comprensión del Ser en tanto el Gran Observador, holística, completa, multidimensional, en todo se manifiesta la Unidad y el Uno en la Gran Perfección, y Gran Armonía, del microcosmos como al cosmos visible y el Multiverso. Es la dimensión estelar, adamantina, de la esencia individualizada de cada ser como una persona humana.  

Experiméntalo por días y noches seguidas como una disciplina mental. Conduce conscientemente tu vida como una obra de arte y un esfuerzo digno de quedar inmortalizado en los Cristales de Espaciotiempo, como gemas preciosas vitales que, desde el recuerdo, en la memoria cósmica, te aporten más Vida y alegría a la esencia viajera del Alma.

Para lograrlo, empieza esta Obra Magna cristalizando una capa impermeable de amor alrededor del sacramento esencial del Ser, el eje central de esta Obra. Cristaliza pronto una quietud feliz, dinámica y tan sólida como una fortaleza e indestructiva (adamantina), imbatible, dónde puedas recuperarte de los cansancios exteriores, y retomar el hilo inspirador de la felicidad.

Crear un espacio interior de paz y contentamiento contigo mismo, imperturbable e inalterable, pesen los deleites o sinsabores de la impermanencia en el espacio exterior, es una de las realizaciones más inmensas que puede lograr un individuo con su vida terrenal.

Ten equidistancia relajada y pacífica impersonal en el círculo mandálico externo de tu persona, para impermeabilizar la cálida llama de tu verdadero Yo, Uno con el Principio de Todo, sin perder la compasión con los desemejantes, pese a que te asusten los truenos y relámpagos de absurdidad, maldad o incomprensión que existen en esta Era.

Abriga en el impasible sancta sanctórum de un centro interior claro y cristalino las fuentes de energía vital que más necesitas. Emancípate de buena parte de lo que intenta demandar o robar tu tiempo disponible, en las vertiginosas mutaciones de las fluctuaciones cuánticas del espaciotiempo, que ésta ilusión no tiene de hecho que ver contigo ni siquiera es real en tu dimensión verdaderamente cósmica esencial y cristalina.

En el templo interior de paz y auto-satisfacción sagradas encontrarás la Verdad, y el Espíritu Santo y la Gracia que se manifestó en nuestro amado hermano Maestro de Maestros de Asís se establecerá como un haz luminoso desde el Centro del Todo hacía ti, y reposará tranmutándola en una auténtica Tierra Santa, conectándote con tu propia dimensión cósmica y espiritual, o sea, más allá de las fluctuaciones de este cosmos nuestro conocido, hasta la esfera de la vida individual.

En minutos dedicados a paz interior por medio de una meditación de 15 minutos a media hora por ejemplo, podría producirte un Gran Bién si tu quieres,para vivir la oportunidad de cada día y noche, horas y minutos, como intrinsecamente sagradas para un ser vivo como tú. 

En algún momento comentaremos sobre una meditación de aploximación e interiorización con el absoluto divino por medio de la conección superior de consciencia activada, con el verdadero Ser de cada uno en su propia y única dimensión espiritual innata.

Accedemos al santuario de consciencia interior, panorámica, en estados de meditación con tecnicas de las que versaremos, en la cuál conectas con dimensiones de consciencia superior, transpersonal, cercanas a la meditación sobre el absoluto, que te hacen entender muchos episódios y la realidad, o varias, de cada Cristal mágico de tiempo vital mágico disponível que disponemos, que es tan valioso como la que más entre las gemas más valiosas.Eres Luz cristalizada, tienes una gran oportunidad. Celébralo.

domingo, 27 de noviembre de 2011

12º Cap.d Cofradía NeoF.: Espiritualidad de Meditación Contemplativa





12º Capítulo del Manual de la Cofradía Neofranciscana:.

APERTURA A LAS MARAVILLAS DE LA ILIMINITUD EN LA CREATIVIDAD ASOMBROSA DEL MULTIVERSO



La idea fundacional clave de la nueva Edad humana y planetaria que surge con la nueva Civilización de Cristal que despunta, como un embrión de esperanzas que se desarrolla hasta ser decisivo en el cuerpo social en momento futuro, viene de la Física y otras ciencias avanzadas,de manos con las ciencias de la meditación, con su clarificación mental y pacificación emocional, fortaleza y paz de espíritu. Surge para despertar consciencias para el conocimiento de revelaciones científicas revolucionarias con grandes repercusiones espirituales y filosóficas.

Hay que precisar que esta idea desarrollada a modo de sistema ideológico es un paso de gigante, entre otros factores en la apertura de perspectivas, de cosmovisiones amplificadoras de la realidad, aunque tampoco sea nueva, solo que ahora está científicamente confirmada, con teorías que pertenecían a la cosmovisión de culturas chamánicas y antguas religiones "mágicas" (que por otro lado, lo son todas, pero mayormente goéticas, no teúrgicas, de magia mitológica y rital manipuladora de masas.

Mucho antes de Ptolomeo y los antropocéntricos puros, ya creían los antiguos chamanes de la anterior Edad Paleolítica durante muchos miles de años en la evidencia intuitiva y observable (para ellos) de que la realidad no se atenía solo a lo que podían ver y tocar si no que existíamos en una realidad infinitamente diversa y multidimensional.El hecho es que tras los descubrimientos científicos de las últimas décadas el concepto de “Universo” para describir la macro-realidad se ha verificado demasiado reduccionista y obsoleto.

Todo apunta y desvela, en el reino cristalino de las divinas geometrías, las letras y los números, observando a la realidad desde unos medios y una forma de percepción más abierta, avanzada y cristalina, de que existimos en un Multiverso de infinitudes con innumerables cosmos y Universos. Hay muchas más realidades de las que hubiéramos jamás imaginar, muchas más posibilidades y dimensiones.


Esto no se refiere solo a las grandes escalas cosmogónicas, tan inmensas como lejanas, si no que nos toca en el mismo aquí y el Ahora. En escala microcósmica, estamos conformados y participamos directamente, por dentro y por fuera de nuestro ser, en este misterio multidimnensional.

Conformamos una mezcla lumínica en complejíssimos sistemas de redes, cuerdas, energía en forma de vibración, por un lado, interaccionando sin importar las largas distancias para vibrar en consonancia perfecta,  Y el abismo del Vacío cósmico por otro. Esto significa, entre otras cosas, que hay muchas preguntas, pero también también tiene una respuesta, una fórmula creativa por medio de la cual podemos comprender, y así poder cambiar para mejor la realidad.


Ahora hay muchas más razones para tener esperanzas, aunque no deje de asombrarnos las inmensidades de la Nada y el Vacío así como el aparente cambio permanente en la imprevisibilidad última de la vida en la materia. Nuestra espiritualidad se ha vuelto más cósmica, más abierta, sensible a la sorprendente naturaleza de la verdadera realidad. El cosmos ha dejado de ser un tipo de prisión para conversirse en una vastisima Inmensidad por la cual nos movemos a altisimas velocidades.

En su condición de memorialistas, por estar basados de un modo central en la veneración inspirada por san Francisco de Asiz en sus enseñanzas, externas e internas, como en el recuerdo de su ejemplo vital, los miembros o simpatizantes de la (Des) Orden Neofranciscana, estamos necesariamente muy caracterizados como místicos contemplativos, practicantes de una contemplatividad meditativa, o meditación contemplativa. como Amantes de la Paz y la Belleza, la Belleza espiritual por en cima de todo.

Nos Êxtasiamos contemplando el cosmos, el orden cósmico, la contemplación astronómica y astrofísica asombrosa cuando hecha a fondo, con el añadido de una contemplación reflexiva acerca del Multiverso con su Infinidad de Universos, de otros cosmos, mundos, induce a estados de consciencia meditativos por si mismos amplificadores de la consciencia humana, de las perspectivas de nuestra especie sobre el Infinito en el que estamos insertados y manifestados, su Infinitud de posibilidades. 

Contemplamos la Gran Armonia Cósmica como una manifestación del Ser divino, y en los seres vivos emanaciones de las perfecciones del Ser divino, individualidades que lo reproducen y lo seguirán haciendo infinitud de veces, en nuestras meditaciones, conectamos con el sentido de centralidad del absoluto divino en tudo, tras el mundo fenoménico de la dualidad y la relatividad.

Somos místicos contemplativos siguiendo la misma línea de tradición contemplativa, desde nuestro Santo Padre Fundador, con una espiritualidad cosmicizante que de admira y disfruta contemplando su propria posición en un cosmos infinito, y las individualidades como microcosmos que reproducen el Todo en la Gran Armonía Cósmica y que en la Esencia del Ser son parte autoconsciente del Infinito.



lunes, 21 de noviembre de 2011

11ºCap. Cofradía Neo-F.: La Parte Sublime de la Brevedad




11º CAPÍTULO DE LA (DES) ORDEN NEOFRANCISCANA:

LA PARTE SUBLIME DE DA BREVEDAD 

Nadie puede creerse parte del espíritu de san Francisco de Asiz, o sea, partícipe de sus dichas, experiencia, conocimiento y encantamiento, con estar hermanado con su "espiritualidad", y por lo tanto "neofranciscano", si no ha conocido ya el transe provocado por el conocimiento -inevitable en se tratando de un camino espiritual real, válido y legítimo, si no ha pasado por la reflexión del conocimiento experimental, emotivo, con la consecuente angústia, que muchas veces es inevitable, acerca de la brevedad de la consciencia individual -por la permanencia de estar manifestado en el cuerpo de um ser humano por ejemplo.

Para algunas personas, entre al cuales algunas de una inteligencia brillante hasta ahora insuperables en términos de sabiduría, ésta reflexión, ha veces nacida a modo de observación, de la brevedad de una existencia humana en un orden temporal, de tiempo breve, de paso, no de estancia permanente, con una experiencia inevitável del cambio, la sorpresa, acerda de la fragilidad y brevedad de una vida humana.

Para otros, incluso entre aquellas mentes geniales, ésta reflexión acababa llevando algunos e algunas de abdicación voluntaria de la propia pervivencia na fragilidad y brevedad de un cuerpo físico, de duracción temporal, sujeta a un período de tiempo de vida que se agota, transformándose num cambio total.

Y quienes tratamos, tras el intento de digerirlo mentalmente, cuidadando lo mejor posible de admnistrarlo como una vivencia breve num cuerpo mortal, propáblemente en una consciencia de individualidad que sobrevive à desintegración del cuerpo físico nuestro conocido.

Aquí concretamente, ésta diamantina esfera sagrada do tempo-espaço cristalino atemporal, aliado con los Inmortales, como mínimo, co-eterno.. Con él estamos quienes, inspirados en la vida y obra y ejemplo de san Francisco de Asíz, como otros de otras manifestaciones del Ser divino, que en vez de la angústia superamos la parte máis dificil de integrar en uno mismo en lo que a consciencia cristalina acerca de lo que a ésta reflexión se refiere, con el desapego que nos inspira nuestro común Avatar.


Por un lado enseñandonos a que nos acostumbremos de que hay una nueva vida posterior al acto de abando nar un cuerpo humano con tiempo vital quue se agota, a la idea de que una individualidad sobrevive, tiene pervivência, a la extinción de la vida tal cómo se manifestó en un cuerpo físico humana en el nivel basto e quizás inferior dónde parece que la vida está manifestada.

Un nuevo cuerpo "físico", o un cuerpo, de otra vibración, existe para recibir y hacer reposar para que siga existiendo la consciencia individual manifestada en una nueva dimensión, o várias nuevas, para la consciencia, que trascende la aparente mortalidad o final de la vida tal como reconocemos un ser, persona y espíritu, en una vida, o varias.

La brevedad también contiene en si misma una belleza intrinseca dificil de expresar en lo tanto que vale ey tienen valor muy cercano a lo sagrado. Contiene la aportación de un nuevo sentido de disfrute de una nueva orden de realidad, que es sagrada, como la vida misma, y la otra parte de su ser manifiesto que se dedica a sobrevivir en la fragilidad de un cuerpo físico en el actual nivel evolutivo y civilización en que se encuentra la especie humana, mayormente en un estado lamentable.

Y ser solidario, antes que nada en el acto de aceptar la nueva situación, con perseverancia, es otro don divino que nos aporta nuestro Avatar san francisco de Asiz.

Por otra parte, en vez de cualquier temor lo que se experimenta es un amor reverencial, por toda la existencia, incluso por el propio destino, en tanto que todo es un adiós, un despedirse constante, que transforma los detalles más en apariencia sin importancia en los más significantes que se pueda imaginar, como momentos de espaciotiempo en realidad sagrados, que fican registrados en una dimensión muy especial de la memória de una borbuja en un Multiverso de infinitas posibilidades.

Un Multiverso hecho por inumerables, impensables cantidades de otros cosmos, formas de vida y consciencias, por las cuáles uno transita con un nuevo sentido, y el el ahora mismo de una vida humna, con un suprasentido, que le permite disfrutar intensamentre de cada momento presente y en sus oportunidades más preciosas, con las alternativas que presenta, la que incluya el no-hacer por un período sin el engañoso y equívoco sentido de la temporalidad, todo lo contrario a la brevedade, como espaciotiempos sagrados.

Si todo qu pasa por nuestras manos y en todos los sentidos es una despedida, cada toque, pensamiento, emoción, experiencia, hay una aproximación a lo sagrado, o a lo que tiene de potencialmente sagrado. En cada momento en cada cristal de espaciotiempo hay una dimensión sagrada, como testimonias, observadores y parte de un Ser cósmico.

Parte de más allá de la cosmicidad o cualquier otro plano de manifestación, y cada momento de vida y vitalidad de vida disponible tiene un valor incomensuarablemente equivalente o superior al del más valiosos de los poliedros cristalinos diamantinos, los diamantes, son microcristales de la memoria personal por naturaleza inolvidables, e indestructibles, no des-integrables, como parte de la memoria de este Universo. 

Y en segundo lugar, porque igualmente inspirados por el mismo Avatar nos inspira un cierto sentido de la belleza inmensurable, la sacralidad, que corresponde en cada momento de existencia vital disponible -de vida- a cada ser manifestado en un estado de ser humano, que trsnmite a la realidad disponible un campo imenso campo de posibilidades, todos bellos em sí mismos, por relevantes.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

10ºCap. Cofradía Neo-F.: Discernimiento Del Compuesto Mineral Humano Y Las Piedras Del Camino Neofranciscano


DISCERNIMIENTO DEL COMPUESTO MINERAL HUMANO, PROPIO Y AJENO, Y LAS PIEDRAS DEL CAMINO NEOFRANCISCANO, PARA SABER ORIENTARSE, EVITAR EL SUFRIMIENTO Y REALIZARSE. 


Si estableciéramos un paralelismo entre nuestro Amado Patrono Fundador el Kristós Francisco de Asíz y las piedras preciosas, el Santo Avatárico de la Nueva Edad Cristalina con la nueva humanidad y su civilización mucho más avanzada, se habría de equiparar entre los más grandes, transparentes y fulgurantes diamantes de cuán pocos se han descubierto y mantenido como tales en lo que se conoce de la Historia humana.


Lo verificaremos en detalle cuando abordemos, desde la perspectiva neofranciscana, la biografía de san Francisco de Asíz en la parte final de éste libro. Cuando las enseñanzas desarrolladas en la obra se vean comprendidas desde el ejemplo de vida inspirador de éste supremo diamante humano viviente desde la época "presente". 
  
Los seres biológicos como los humanos, así como la mayor parte de la "materia sólida inanimada" en tanto "piedras", están compuestos de  fórmulas minerales, animadas todas -en diferentes grados- por energía cósmica, hasta dónde conocemos, por el electromagnetismo, o sea, la energía de la luz. Como todo está interrelacionado, estamos reflejados en las piedras y éstas nos reflejan a nosotros. 

Establecer un paralelismo psicoemocional entre los minerales acuosos, dinámicos y fugaces como seres biológicos humanos y otros, y las categorías minerales pétreas, secas, estables y de un dinamismo lento en tanto se desarrollan por el "Tiempo Geológico", resulta especialmente clarificador.

En efecto, si le subtraímos el factor "tiempo" existen muchos más paralelismos entre la existencia de un ser humano y la de lo que parece a simple vista o razonamiento primerizo una simple piedra.

Si se entiende las clasificaciones gemológicas en términos psicoemocionales como metáforas o analogías con la naturaleza mineral humana, nos orientamos con más claridad tanto en el autoconocimiento como en el discernimiento de con quienes tratamos.

Así también como acerca de los lugares o situaciones dónde nos encontramos, o "dónde nos metemos", en el reconocimiento de los caminos que podemos recorrer y cuál de ellos elegimos para aventurarnos adentradonos en un cristal de espaciotiempo de la memoria cósmica que quedará para siempre, y por lo tanto, algo que merece un buen grado de discernimiento y claridad. 

Somos todos ecuaciones de compuestos minerales. En el mundo mineral fijado como "piedras", por ejemplo, las combinaciones de los elementos pueden ser claras y cristalinas, traslúcidas, opacas o radiactivas. Y entre los ejemplares de cada tipología, pueden haber minerales auténticos o falsos, o sea, en este último caso, parecer de un tipo y ser de otro.



Entre la cosmovisión y sobre todo práctica vivencial devota casi panteística de nuestro Avatar inspirador, y la Tradición de las Piedras Sagradas, existen muchas correlaciones, por lo que aquí se ofrecerá a nuestros Cofrades un modo de clasificación aproximada de los seres y las energías según los patrones de la Naturaleza Mineral, la Luz (cósmica) cristalizada en elementos que se combinan conformando diferentes fórmulas minerales. 


Como los minerales, los seres humanos también se subdividen, con innumerables matices y singularidades, entre gemas preciosas adamantinas y cristalinas, piedras brutas opacas masivas, falsas u engañosas gemas preciosas, y muchísimo polvo de piedras amorfas o plásticas utilizados en la bisutería barata, en el otro extremo de la “alta joyería”, o en el lenguaje que más nos atañe, con la auténtica espiritualidad, y los diferentes grados de unión y acercamiento, o de separatividad, con el Gran Uno, la Divinidad.


Precavidos estemos por lo tanto los Frateres y Sorores de la Cofradía, para no malgastar nuestro precioso tiempo disponible, ni perderlo del todo, exponiéndonos a demasiada exposición directa de espaciotiempo vital compartiéndolo innecesariamente con cristales humanos muy embrutecidos, afilados y cortantes o radiactivos, sobre todo en se tratando de que lo sean por su propia voluntad, del mismo modo que involucrándonos con circunstancias o lugares equivalentes.


Guardemos el mejor de nuestro tiempo y nuestras energías cultivando la consciencia adamantina y la sanación del entorno que desperdiciándolo con las livianas, frívolas o hirientes conversaciones con los cristales humanos mal formados del gremio de la violencia, el engaño y la impostura, con su compañía constante -si la podemos evitar- o con ellos establecer pactos, compromisos u asociaciones.


Las falsas gemas humanas son enemigas de la paz, la sabiduría y el amor, en síntesis, son adversarias hostiles de la vida, como mínimo, de una vida con buena calidad y, al menos en parte, feliz. Para empezar, por que proponen lo que no poseen, y por esto mismo defraudan la vida, le quitan energía vital con falsas riquezas, seguridades o promesas.


Para evitar el sufrimiento y saber localizarte en la vida en función de adónde quieres realmente llegar, reconoce y discierne que entre los seres humanos, como entre los minerales pétreos, hay como mínimo seis tipos psicoemocionales y espirituales básicos: las gemas preciosas transparentes, incoloras o naturalmente coloreadas, las gemas traslúcidas, las piedras cristalinas pero opacas, las piedras brutas amorfas no cristalinas o anti-cristalinas, las piedras radiactivas y la bisutería barata que se intenta hacer creer valiosa.


En la categoría de las piedras amorfas, incluyendo las radiactivas, hay mucha bisutería barata que intenta parecerse con las gemas preciosas, que suelen ser minerales no-cristalinos como las sustancias plásticas -petrolíferas- o simplemente vítreas. Muchas de ellas son falsificaciones tan bastas que una simple mirada atenta, el verificar su grado de densidad -su bajo peso-, o la falta de aristas rotundas, más bien onduladas, se descubre una impostura.


Pero también existen pseudo-gemas que imitan tan bien las auténticas piedras cristalinas que  pueden engañar a distancia al observador, o incluso de cerca, si a éste le falta el conocimiento adquirido por la experiencia que sabe discernir los auténticos tesoros cristalinos de los elementos bastos y amorfos, falsamente cristalinos, que se fingen gemas de verdad solo en el intento de engañar.


Verdaderas o falsas, todas tienen un lugar y una existencia válida en la manifestación. Hay que haber de todo, es imposible que fuera de otra forma en el Infinito, pero si uno sabe adonde quiere llegar a ser y a estar, le conviene aprender a discernir las variantes.


Cuanto más consciencia cristalina desarrollada existe en uno mismo, más fácil es el discernimiento preciso de la realidad. Ocurre a veces por la misma intuición, a la velocidad de la luz, sin necesidad de buscar opiniones ajenas, estudiar muy a fondo, consultar manuales o hacer adivinanzas.


Recuerda que tu sustancia física como ser humano es un compuesto de 55 elementos combinados en numerosas fórmulas minerales, con mucha agua y carbono, y que éste último cristaliza en estado puro en la naturaleza de dos maneras: como como diamante o grafito, en función del tiempo de maduración en cristalizarse, grado de presión y unos pocos factores más. Y es que algo muy parecido ocurre entre los seres humanos.


Lo tienes todo en tanto materia física diamantina como un compuesto mineral basado en la química del carbono: sólo te falta despertar la consciencia adamantina del Ser. En ésto consiste el supremo desafío de la experiencia humana, y lo que define su porvenir.


En éste núcleo de la consciencia cristalina-adamantina está mucho más que tu corona espiritual, es tu verdadera y máxima identidad, atemporal, ilimitada, en la esencia lumínica eterna e inmaterial del verdadero Yo.


Es allí dónde reside la llave de toda sanación, felicidad y Plenitud. Al integrar ésta consciencia cristalina del Ser, en el santuario del "ser interior", en lo Esencial de uno mismo, la misma precisión cristalina de discernimiento se presenta entre las habilidades de tu "ser exterior", como un cuerpo, ego y persona manifestada en la condición humana, con recursos especiales para autorrealizarse en Plenitud.


Lo precioso y lo engañoso se mezcla con facilidad en la realidad hermosa pero engañosa dónde se desarrolla lo humano. Algunas piedras, seres, decisiones o circunstancias, aportan riqueza y otras, aparte defraudar, pueden hacer daño o incluso matar. Tal como con las piedras, ocurre entre los seres humanos.


Entiende, acepta y hagas lo mejor con la ecuación mineral que te constituye. Olvídate de lo que no eres y vanamente te gustaría ser.

Desiste de hacer con que un mineral se transforme en otro sólo porque lo quieres diferente. A cambio, disfruta plena e intensamente de tu propia naturaleza. En la Esencia del Ser, todas las fórmulas minerales están compuestas en igualdad por el mismo factor supremo: son parte y emanaciones del Uno, la Gran Unidad deífica.